No hay peor cosa que verse con una relación tóxica

La gente tóxica suele ser gente prepotente, egoísta, hipócrita, cansina, …. en fin, personas que, curiosamente (los que lo sufren) no suelen darse cuenta hasta muy tarde y causan mucho daño.

Estas personas que te están envenenando y contagiando tu frustración los puedes encontrar en el trabajo, en las amistades o en tu pareja sentimental.

Estos son algunos ejemplos de como puede ser una persona con un perfil tóxico:

  • Quieren ser los “number one”: En una conversación de equipo, quieren ser el centro de atención evitando escuchar a los demás para que todo se centre en torno a su idea u opinión.

  • Les encanta hacerse notar (sobre todo cuando se encuentra el jefe delante) para hacerse el interesante y colgarse medallas.

  • Si tiene una buena idea jamás lo compartirá con el equipo. Por el contrario, si la idea es de un compañero, (por los celos) dará a entender que sin su participación no hubiese salido. “…unos espabilados!!”

  • Pueden llegar a montar una película dramática de cualquier cosa que pueda generar un conflicto o discusión con tal de salirse con la suya.

  • Les encanta hacerte saber que es tu culpa, y les da exactamente igual si estás sufriendo por ello. … incluso pueden intentar avergonzarte publicamente para hacerse destacar (…en ocasiones sin venir a cuento). “…unos teatreros”

  • Cuando se empeñan en conseguir algo no pararán hasta conseguirlo (Son gente muy obsesiva que te quieren chupar la sangre). Cuidado, tener objetivos e insistir para ello, esta muy bien, pero lo que no está bien es conseguir ese objetivo perjudicando, haciendo daño, pisando a quien sea, y que, para colmo, ni se inmuten. ”…unos vampiros que les importa un bledo todo”.

  • Se venden muy bien ayudándose de la mentira e hipocresía: Son capaces de contarte una trola para darse a conocer. Esa película de que han estado trabajado o aprendido de los mejores, o esa historia de que han sufrido lo máximo…

  • Son convincentes cuando mienten o exageran (siendo mínimamente cierto para evitar ser pillado tan facilmente) para ser el centro de atención o caerte simpático.

  • Pueden fingir hacerse el graciosillo para ganarse la confianza al jefe y dejarte en segundo plano, y si te sucede algo, o te despiden, (por dentro) se están escarallando de la risa…

Vamos, si te encuentras con alguno que quiere ser el number one, un teatrero, vampiro o mentiroso,… lo mejor que puedes hacer es alejarte o pirarte… porque sinceramente, no vale la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *