¿Cómo recuperarte si tu negocio o empresa se dirige al fracaso?

Cuando decidimos emprender nuestro propio negocio, en ocasiones olvidamos varios puntos y factores que debemos tener en cuenta. A su vez, somos seres humanos y puede que simplemente, nos equivoquemos y no estemos haciendo un buen trabajo, lo que conlleva a que nuestra gran inversión se vea afectada a niveles que en su momento, pensaríamos que es imposible recuperarse de ellos.

Déjame decirte que muchos emprendedores, grandes o no, han fracasado en algún momento y no les ha sido fácil llegar hasta donde lo han hecho, pero tienen una de las actitudes más importantes, perseverancia. No importa si te tropiezas decenas de veces, lo que cuenta es saber recuperarte del fracaso y seguir adelante intentándolo hasta cumplir tu meta.

Tu negocio o empresa, siempre puede recuperarse mientras que tú lo desees. En la materia de liderazgo, no se han tomado el tiempo suficiente en hablar y guiar a los emprendedores sobre el fracaso y cómo recuperarte de él. Por eso, queremos enseñarte a levantarte cuando sientas que todo va por mal camino.

  1. Minimizar las pérdidas

Si tu negocio de dirige a la bancarrota pero, aún no ha llegado a ella, entonces es tu oportunidad para recuperar e invertir en lo que aún tienes. Muchos empresarios o dueños, suelen abandonar el barco cuando aún hay muchas personas en él, si deseas evitar un fracaso total, perder toda la inversión y tiempo que le dedicaste, debes actuar rápido.

Toma la decisión de sacrificar lo que ya está perdido y salvar aquello que todavía puede traerte beneficios y ayudar a levantarte una vez más.

  1. Busca ayuda en tus relaciones y contactos

Al formar tu propio negocio, es importante crear una red de contactos, sean socios, inversores o empresas independientes que puedan ayudarte en el momento de una crisis.

No se trata sólo de pedir ayuda económica sino, que te ayuden a abrir más puertas, incluyendo aquellas que se han ido cerrando debido al camino por el cual se dirige tu empresa. Agota todas las vías de comunicación y consigue que al menos escuchen lo que tienes para decir, en especial hoy en día, que existen varias formas de contactar a alguien. Desde una simple llamada telefónica, hasta enviar un correo electrónico.

Sé honesto y directo sobre tu situación y por qué estás ansioso por saber de ellos. Siempre evita malentendidos y sé lo más transparente posible para lograr una comunicación con éxito.

 

  1. Piensa en soluciones en lugar de lamentarte

El impacto y la resolución de que tu negocio va de camino al fracaso, es desmotivador y sin duda, difícil de asumir. Sin embargo, lamentarse por algo que inevitablemente está sucediendo, no te ayudará a salir de allí.

Echarle la culpa a circunstancias, personas, factores o a ti mismo por la situación, sólo te quita ese tiempo valioso que puedes utilizar en alguna solución para no perder todo lo que tienes e incluso, poder levantar nuevamente tu empresa aunque en su momento se vea imposible.

  1. Prioriza las deudas

Así como debes minimizar las pérdidas, también es importante que priorices los gastos que debes hacer, en estos están incluidas principalmente las deudas. Recuerda que al retrasarte con los pagos, se cobran más intereses, lo que ocasionará que tu presupuesto para volver a emprender tu propia empresa o recuperarla del fracaso, se lo lleve el banco o entes que te hayan otorgado algún préstamo.

Puede ser difícil incluir siempre el pago de las deudas en nuestros gastos mensuales, pero si no las mantienes al día, ¿cómo lograrás conseguir más dinero cuando lo necesites o que personas quieran ayudarte? El que tu empresa no pueda recuperarse de las deudas o al menos, mantenerlas al margen, ahuyenta a muchos contactos que posiblemente quieran darte una mano pero siempre recuerda, que la mayor parte del tiempo también debe haber un beneficio para ellos y más deudas no son uno exactamente.

  1. Crea otro flujo de ingresos

Si bien estar pasando por una crisis no es lo más alentador, quizás es una nueva oportunidad de tratar y probar tu suerte en otros negocios. Por lo normal, siempre queremos salvar nuestra inversión y volver a poner a flote nuestra empresa. Sin embargo, ¿y si es una señal para por fin empezar a invertir en Bitcoins u otras criptomonedas?

Independientemente de en qué decidas invertir, posiblemente este fracaso te lleve a otra fuente de ingreso que si bien es distinta, puede que tengas mayor suerte y sea el negocio que te hará millonario.