Newsletters rico, rico y con fundamento

Toda la base de datos de clientes que tienes para enviar newsletters es de vital importancia conservarla y jamás destruirla. Hay que aumentarla cada vez más.

Estos clientes, pueden ser personas que has atendido en alguna ocasión, o interesados en recibir información de lo que vendes o de los servicios que prestas.

Si tienes una buena base de datos (para serte sincero), te puedo decir que tienes una mina de oro. Si no la tienes o tienes muy pocos, conviene que te pongas las pilas, y para ello te doy unos consejos:

(Como decía D. Vito Corleone) “ Hazle una oferta que no podrá rechazar “: Si ya tienes clientes, hay que fidelizarlos ganándoles tu confianza. Si te han seguido, quiere decir que estás ofreciendo buen contenido o productos/Servicios atractivos. Lo estás haciendo muy bien!!. Conseguirás su lealtad y esto te dará notoriedad.

Convierte una simple canica en una bola de cristal de una famosa pitonisa: Si consigues generar contenido de interés a los clientes que ya tienes, éstos a su vez lo compartirán a sus familiares y amigos, aumentando considerablemente tu base de datos.

Evita tener una biblioteca fantasma!!: Imagínate que tienes una gran biblioteca de libros con el nombre del autor pero todas las páginas del interior están en blanco. De que habla el libro?? De que se trata?? Como lo puedes ordenar??. Lo mismo ocurre con la base de datos. Tener toda la información que puedas recopilar de cada cliente te va a servir para focalizar promociones y establecer estrategias a un perfil o segmento determinado.

Te convendría ampliar datos como el sexo, los años, tipo de trabajo, etc…

…tampoco hay que pasarse, ya que no todo el mundo está dispuesto a facilitar este tipo de información. La fecha de nacimiento viene muy bien si quieren ofrecer un regalo o cheque descuento, pero en su defecto este tipo de información se puede conseguir solicitando a los clientes que marquen una “x” en la casilla correspondiente en lo que te interesaría saber.

Por ejemplo las edades lo puedes clasificar por ejemplo de 18 a 25 – de 26 a 35, etc…

…procura que le lleve menos de 30 segundos cubrirlo.

Acógete a una herramienta de email marketing: Teniendo ya un poco claro lo que queremos saber de nuestro clientes tenemos que acogernos a una compañía que ofrezca una herramienta de email marketing para crear y enviar newsletters y realizar tus campañas. Las hay de pago y las hay que te lo ofrecen gratis si no te pasas de “x” clientes y “x” emails al mes. Aquí te lo explica bastante bien Borja Girón

Escogiendo alguna de estas herramientas, cuando hagas tu campaña podrás saber por ejemplo cuantos te lo vieron, cuantos te lo abrieron, cuantos te hicieron click.

Usa una plantilla sencilla: Seguramente te vendrán plantillas prediseñadas. Puedes usarlos si te resultan atractivos pero tunéala con tu marca o imagen corporativa. Para gustos se pintan colores, pero escápate de los colores opacos con textos blancos.

Busca plantillas blancas, cuanto más limpia mejor. A parte de leerse mejor, transmite claridad y transparencia.

En lo que debes poner o decir va a depender de lo que quieres transmitir, pero te doy unas bases en pocas palabras

En el Asunto: Debes pensar en algo atractivo o que te parezca tentador. Piénsalo bien, porque el asunto es como el escaparate de tu tienda. Es lo primero que van a ver!!.

Así que, tómate tu tiempo. Mira boletines que hayas recibido para coger ideas y hazte la siguiente pregunta: ¿Te parece interesante lo que estás poniendo en el asunto?

El contenido tiene o debe ser original pero no te pases con el texto. No le sueltes la chapa, que aburre. Se claro y conciso. Vete a tu objetivo, a tu promoción.

Conclusión: Vete al grano. Pon enlaces de texto o imágenes que vayan enlazados a la acción o al contenido de interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *