Cosas que diferencian a un emprendedor exitoso de otro que aún no lo es

El emprendimiento es algo que hoy en día muchas personas están poniendo en práctica. Ya no es algo extraño que en nuestra familia o dentro de nuestro grupo de amigos haya una persona que se considere a sí misma emprendedora. En la actualidad el porcentaje de emprendimientos tanto en América Latina como en Europa siguen incrementándose con el paso del tiempo según diversas estadísticas.

Esto ocurre porque mucha gente se ha dado cuenta de que ya no hay una sola opción, como se solía creer antes, razón por la que trataban de conseguir un trabajo estable en el que invertían los mejores años de sus vidas para más adelante tener una jubilación. Si tú no eres de esas personas sino estás tratando de buscar otras opciones para disfrutar de la libertad económica y de horario que te ofrece el ser dueño de tu propio negocio, según Gananci una de las cosas más importantes para lograr esto es que creas en ti mismo, de ahí en adelante el resto será más sencillo.

Existen muchos mitos con respecto al emprendimiento y sobre todo se hacen latentes cuando se trata de una persona que recién están comenzando. Lo más probable es que al decirle a un amigo o a alguien de tu familia que tienes pensado dejar tu trabajo para emprender algo nuevo, es que esta persona te vea con cara de sorpresa porque definitivamente se trata de un riesgo que no todo el mundo está dispuesto a tomar.

En el mundo del emprendimiento existe una dualidad que no podemos ignorar; hay algunos a los que les va muy bien, excelente y logran superar cualquier expectativa que hayan podido tener, mientras que para otros la historia es diferente. De todas formas, lo más probable es que todos, incluso los más exitosos en la actualidad les haya tocado pasar por dificultades antes de encontrarse en el lugar donde hoy en día están. 

Si tienes en mente emprender o ya lo estás haciendo, mira a continuación cuales son esos aspectos principales que separan a los emprendedores exitosos de esos que le dan mala reputación al gremio debido a su comportamiento y a la falta de resultados palpables:

1.- Se enfocan: los emprendedores exitosos son aquellos que tienen un proyecto y empiezan a trabajar a él con toda su disposición e invirtiendo todo lo que tienen a su alcance. Desde tiempo, energía, dinero y más. Este tipo de emprendedores creen en sus capacidades y en su idea, por esta razón su voluntad es inamovible.

Esta es una de las principales diferencias que tienen con otras personas que se hacen llamar emprendedores, que apenas encuentran ciertas dificultades pierden el enfoque y empiezan a probar con cosas nuevas. Seguramente ya conoces a algunos de estos “emprendedores” que viven cambiando de proyecto cada par de meses por lo que no terminan de tener éxito en ninguno de ellos.

2.- Saben identificar las buenas oportunidades: para emprender no basta con querer hacer. Se requiere de inteligencia y algo de olfato para poder tomar las mejores oportunidades en las cuales invertir. Por ello, un emprendedor no decide de un día a otro que va a serlo, sino que se toma con la seriedad que merece su nueva actividad.

Para emprender antes se debe estudiar el mercado y pensar muy bien en el tipo de negocio que queremos comenzar. Nunca le creas ciegamente a personas que quieren tratar de atraerte a “lucrativos negocios”, lo mejor es investigar y convencerte por ti mismo. Se deben sopesar las habilidades, destrezas, el tiempo que queremos invertir, el capital del que disponemos, entre otras cosas, en vez de simplemente dejarnos llevar por la emocionalidad que podamos tener en algún momento específico.

Existen muchos tipos de negocios y hoy en día el mundo 2.0 te ofrece muchas más alternativas. Para que tengas una idea de cuáles son, mira este listado de ideas para generar dinero online en Gananci.

3.-No se rinden: el éxito no siempre llega de buenas a primeras. En muchas ocasiones puede pasar bastante tiempo e incontables situaciones antes de llegar al éxito, pero la diferencia entre los emprendedores que lo logran sus metas, contra aquellos que no lo hacen, es que los primeros se niegan a rendirse.

Puede que en algún punto fracasen o hasta tengan ganas de claudicar debido a experiencias negativas, pero esto no hace que renuncien a su visión, lo cual es una de las características más necesarias para poder tener éxito. Se necesita de esa terquedad inteligente para no quedarse en el suelo luego de las caídas, sino levantarse y tomar en cuenta los errores cometidos para no volver a pasar por ellos más adelante.

4.- Son honestos: otra diferencia que es vital entre los emprendedores exitosos de forma integral y aquellos que todavía están intentando serlo, es que los primeros tienen sus valores en un sitial de honor en su vida. Los emprendedores exitosos saben que deben conducirse con honestidad para evitarse problemas y porque además las relaciones personales son demasiado valiosas para darnos el lujo de ponerlas en peligro por cosas innecesarias.

Se han escuchado muchas historias de “emprendedores” que estafan a sus socios, empresas, a sus propios clientes y hasta a sus familias al no cumplir con sus compromisos, pero la verdad es que a ese tipo de personas no se les puede llamar emprendedores porque carecen de los valores fundamentales que les ayudarán a tener éxito.

Puedes conocer emprendedores que tienen muchas cualidades increíbles, pero si no gozan de los aspectos anteriores será muy difícil que consigan sus metas. Lo bueno es que cada uno de estos aspectos son cultivables cuando existe la voluntad y la disciplina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *