Cómo programarte para el éxito

Son muchas las personas que ven a otras viviendo de éxito en éxito y tienen la creencia de que esto les ha ocurrido por un golpe de suerte. Pero, lo cierto es que el éxito no llega de esa manera, sino que es el resultado del esfuerzo constante, la perseverancia y la determinación.

Sin embargo, estos ingredientes no surgen de la nada sino que provienen del inconsciente, lo cual es una excelente noticia porque quiere decir que todos podríamos programar nuestra mente, alcanzar nuestras metas y también el éxito, pudiendo incluso ganar mucho dinero.

Cuando pensamos en el éxito y lo mucho que lo anhelamos, se nos vienen a la mente otras cosas que debemos hacer primero. Generalmente, todos pensamos que el éxito es algo que se debe alcanzar.

Sería sorprenderte si nos dijesen un día que esto no es así, que todo lo hemos estado haciendo mal desde siempre porque en realidad el éxito no depende de nada externo, sino que todas las herramientas para vivir en éxito están en nosotros mismos.

Cada individuo atribuye un significado distinto a la palabra “éxito”. Sin embargo, cuando escuchamos esta palabra, usualmente la asociamos con la idea de tener dinero, un trabajo que nos guste, buenas relaciones con los amigos o la familia, encontrar el amor de nuestras vidas, cumplir nuestras metas, entre otras.

Aunque todas estas cosas son distintas, llevarlas a cabo dependen de lo mismo: nuestra mente. Del mismo modo, es posible afirmar que los fracasos que podamos tener en nuestra vida se deben a una misma causa, es decir, a nuestra programación mental.

Si te fijas bien, podrás notar que cuando piensas de una manera, todo lo demás sucede en torno a esa forma de pensar. Por ejemplo, si un día despiertas y piensas que todo a tu alrededor está mal, seguidamente te sentirás mal, y en base a ese sentimiento empezarás a decidir, y así marchará el resto de tu día.

Verás la realidad de acuerdo a lo que te dicten tus pensamientos. Tus pensamientos serán el lente por el que mires todo tu entorno. De allí surgirá todo lo demás, tus sentimientos se ajustarán a la forma de pensar, y todas las tareas que hagas en el día se verán influenciadas por esto.

Por este motivo es tan importante prestar atención a nuestros pensamientos para entender por qué observamos la realidad como lo hacemos, y por qué todas las cosas que nos ocurren son de ese modo y no de otro, ya que todo cuanto acontece en nuestras vidas es el resultado de la programación mental que hemos aprendido desde que nacemos.

Hasta este momento casi todos hemos creído que los hábitos que, adquiridos hasta el presente, son los correctos. Al momento que nuestra conciencia despierta podemos entender la realidad más allá de lo que vemos.

Este despertar nos lleva a un nivel superior de nuestra existencia, en el cual nos percatamos que todas las costumbres a las cuales nos hemos apegado, las creencias en base a las que hemos actuado, o los hábitos que han regido nuestra vida no eran verdades universales, sino meramente un producto del aprendizaje cultural y social del que hemos formado parte.

Por medio de la programación mental podemos examinar todos los esquemas aprendidos para modificarlos; y así reprogramar nuestra vida para el éxito, pudiendo convertir en realidad incluso aquellos deseos que pensábamos como irreales.

Las técnicas para hacer la reprogramación son distintas. En algunos casos se puede aplicar la programación neurolingüística (PNL), terapias, así como visualizaciones y afirmaciones guiadas.

Seguidamente, compartiremos contigo algunos consejos para que empieces a vivenciar una reprogramación mental efectiva que te conduzca hacia el mayor de los éxitos que has deseado.

Consejos para reprogramar tu mente

1-Identifica y describe tus metas: no puedes permitir que los días sigan su curso sin tener claridad respecto a las metas que deseas conquistar en tu vida. No creas que “algo bueno” te va a pasar un día y ya, cuando ni siquiera sabes qué es exactamente lo que se supone que ocurrirá. Uno de los primeros pasos que debes dar para que las cosas grandiosas lleguen a tu vida es identificar qué quieres y cómo lo quieres. Puedes tomar papel y lápiz, comenzar a escribir lo que deseas atraer a tu vida y describirlo con la mayor cantidad de detalles posibles, sin dejar ningún espacio vacío.

2-Siente tus sueños: sí, tal como has leído, siente, proveniente del verbo “sentir”. Debes traer a tu mente las metas que has descrito y convertirlas en imágenes mentales, cada una con todos los detalles que has especificado. Siente la emoción de estar viviendo desde ya ese momento, o ese evento que desees que acontezca. Emociónate y vívelo. De esta manera, estarás condicionando tu mente para que, a partir de este momento, tus acciones estén orientadas a lograr eso que tanto anhelas.

3-Ten la actitud adecuada: esto quiere decir que no puedes permitir que los pensamientos negativos lleguen a tu mente. Debes desechar el pesimismo y actuar con optimismo porque, desde el momento en el cual imaginaste lo que deseabas y comenzaste a sentir la emoción de vivirlo, estás entrenando tu mente para que tus sueños se concreten.

4-Escribe afirmaciones: en distintas partes de tu habitación. Estas afirmaciones deben ser positivas como, por ejemplo, “la abundancia llega a mi vida”, “soy feliz en este espacio y momento”, “estoy disfrutando el presente”, entre otras que prefieras. Estas afirmaciones también forman parte de los ejercicios que te ayudarán a limpiar tu mente de todas las creencias limitantes con las que has vivido siempre, como cuando te dicen: “no podrás hacerlo, “es muy arriesgado, mejor no lo hagas”, “deja de aventurarte y camina por lo seguro”, entre otras que, además de perjudiciales, se transforman en impedimentos para asumir riesgos y triunfar.

5-Acepta los cambios: que empezarán a ocurrir en tu vida. Si tu estilo de vida sigue igual, entonces nada estará ocurriendo. Por el contrario, cuando un pensamiento cambia, y ya no ves la realidad de la misma manera –porque efectivamente cambiará para que tus sueños encajen en ella-, entonces todo empieza a modificarse en tu vida. Quizás cambie tu horario de dormir y despertar, tu rutina diaria, tu círculo de amistades, tus costumbres, tu forma de alimentarte, vestirte, hablar, comportarte, entre otras; y, estos cambios no podrás negarlos sino aceptarlos ya que, si llegas a rechazarlos, también estarás derrumbando todas las probabilidades de que algo grande ocurra.

Todos los patrones que han conducido tu vida hasta este instante probablemente no han sido los más adecuados si finalmente te has dado cuenta que tus sueños todavía no se han cumplido.

Pero, debes saber que los patrones que encausan nuestra vida no son definitivos, sino que sólo son creencias que hemos repetido un número significativo de veces hasta que las hemos internalizado.

Estas prácticas pueden ser modificadas, y consecuentemente pueden ser sustituidas por unas que funcionen o se adapten a lo que realmente queremos.

Como has notado, para alcanzar el éxito en cualquier área de tu vida primeramente tendrás que aceptar el compromiso de querer implementar cambios que son necesarios para acercarte a lo que deseas, y luego comenzar el proceso de reprogramación mental, que finalmente terminará de concretar tus metas.

Fuente de información aportado por: Gananci.