4 destrezas del coaching que puedes aplicar en tu vida diaria

El coaching es término que se ha puesto de moda desde hace algunos años para acá debido a que se ha descubierto el gran potencial que tiene el mismo para ayudar desde individuos, hasta equipos deportivos o corporativos. Una vez se empezaron a ver los resultados que traía aplicar herramientas de coaching en distintos ámbitos muchas más personas se interesaron por buscar profesionales en esta área para que les ayudaran o en el estudio del mismo.

Cada coach o escuela que se encargue de formar personas en esta área, tienen su propio concepto de la actividad, así que se puede definir al coaching como herramienta que ayuda a establecer prioridades, marcar retos y vivir con entusiasmo y compromiso el proceso de crecimiento. Esta es solo una de las múltiples maneras que existen para alcanzar todo tu potencial a través de un proceso de acompañamiento, pero si prefieres probar algo por ti mismo, aprende el método Kaizen aquí.

El coaching tiene muchos aspectos positivos que lo hacen interesante tanto para los coachee (la(s) persona(s) que se compromete(n) con el proceso para obtener los resultados deseados) como para el coach, quien siempre se mantiene ampliado su experiencia y aprendiendo de cada una de las personas con las que interactúa.

El proceso de coaching no puede ser menospreciado debido a que se trata con personas que desean mejorar diferentes aspectos de sus vidas, muchos de ellos ya han tratado de diferentes maneras y depositan en este proceso sus esperanzas de mejoramiento personal, económico, corporativo, entre otros. Así que no se puede jugar con las ilusiones de esas personas, sino dar lo mejor para que esa persona pueda llegar a las metas que se propuso.

Para que una persona pueda considerarse coach debe pasar por una preparación previa donde se le enseñarán una serie bastante amplia de habilidades y destrezas que deberá usar para que el proceso de coaching sea efectivo. Cada una de ellas se utiliza dependiendo de la situación y el verdadero arte está en cómo saber combinarlas y aplicarlas correctamente.

Si te gustaría formarte como coach o te llama la atención este oficio, a continuación encontrarás algunas de las destrezas que son imprescindibles para el coaching según la Escuela de Altos Estudios de Coaching EDAEC. Así podrás comenzar a familiarizarte con ellas y ponerlas en práctica en las conversaciones donde lo consideres necesario.

1.- Aclarar: esta destreza se trata de no dar las cosas por sentado, sino asegurarte de que estás en la misma página con la persona con la que estás conversando. Para hacerlo es necesario preguntar para aclarar los conceptos a los que tu interlocutor se está refiriendo porque muchas veces las palabras elegidas por la otra persona no describen con certeza aquello que se quiere expresar.

Por esta razón se hace necesario aclarar ciertas frases para no suponer algo que resulta no ser lo que la otra persona quiso decir. Por ejemplo, si un amigo te dice:  “Quiero tener paz mental”, para aclara podrías preguntarle “¿Qué es paz mental para ti?” así ese concepto no quedará a libre interpretación sino que podrá expresar exactamente lo que quiso decir con eso.

Cuando aclaras no dejas espacios para malas interpretaciones. Esta es una destreza que puedes usar en diferentes contextos y te servirá de mucho una vez que aprendes a utilizarla.

2.- Celebrar: a veces las personas solo necesitan de una palmada en la espalda y alguien que les diga “lo estás haciendo bien”, cuando celebras los logros de otros y los elogias por las metas alcanzadas, estarás motivándoles a seguir esforzándose, fortaleciendo su autoestima y también mejorando tu relación con esa persona.

Si tienes algún amigo o un familiar que aunque no te haya dicho nada, tú notas que tiene problemas personales, trata de celebrarle sus cualidades personales, así como las cosas que logra -por pequeñas que sean-. Quizá esa persona nunca te lo diga, pero que tú te conviertas en su fan puede hacer una gran diferencia en su autoestima y su vida en general. 

Para celebrar a otros también es necesario que tú tengas una autoestima sólida, para lograrlo, lee los libros de este listado de Gananci.

3.- Escuchar activamente: esta destreza  es la que caracteriza a los coaches, pero si más personas en el mundo se preocuparan por cultivarla, sería mucho mejor para todos. Se trata de escuchar a la otra persona regalándoles toda nuestra atención en ese momento, tratando de percibir todas y cada una de sus palabras, así como su lenguaje corporal.

Para poder escuchar activamente es necesario que dejemos de lado el egoísmo y tratemos de despojarnos de los lentes con los que vemos la vida. De esta manera podremos ser empáticos y comprender mejor a la persona que está frente a nosotros.

La escucha activa también disminuye la probabilidad de malos entendidos y proporciona a tu interlocutor la posibilidad de desahogarse, lo que es algo que se aprecia mucho.

4.- Extraer éxitos pasados: se dice que no hay mejor manera de conocer el comportamiento futuro que analizando el comportamiento previo y esta destreza hace hincapié en esto, pero de manera positiva. 

Por ejemplo, si un compañero de trabajo te dice que la tarea que está realizando es muy complicada y que quizá no logre terminarla, recuérdale alguna vez donde haya tenido éxito en su trabajo, la anécdota en la que te apoyes puede haber ocurrido la semana pasada o hace años, lo importante es que le recuerdes a tu interlocutor que tiene la capacidad de ser exitoso, como lo ha demostrado en oportunidades anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *